4 años caminando

4 años, 1.460 días, 35.040 horas, 2.102.400 minutos, millones de pasos dados y unas cuantas lecciones aprendidas…

“Todo camino, por muy largo que sea, comienza por un pequeño paso”

Hace ya 4 años que, Celina Tamagnini Larrabe quedó con Luis Ribó para tomar un café y explicarle la idea/proyecto que tenía en la cabeza. Una idea que hoy se ha materializado en Circoolar. Fue quedar, explicar y ponerse a trabajar. Primero en la “sombra”, investigando, analizando, definiendo modelo y plan de negocio, identificando proveedores, pateando la industria,… Y una vez listos, aventurarnos y dar ese primer pequeño gran paso necesario en todo camino. Iniciamos así esta aventura emprendedora de impacto con un primer paso que dimos con toda la prudencia y con todas las ganas y motivaciones posibles. La acción siempre nos ha caracterizado. En Circoolar somos más del hacer que del decir, somos pro-activos e inquietos y más que conscientes de que sin acción, no hay reacción. La vida es de y para los valientes.

“Si quieres llegar rápido, ves solo. Si quieres llegar lejos, ves acompañado”

Luchar contra el fast-fashion y cambiar el paradigma de la ropa laboral ha sido y es el principal propósito de Circoolar. Son objetivos que necesitan rapidez de actuación. La urgencia climática es ya una realidad. Y la contribución de la industria textil frente a esta realidad es enorme. Necesitamos actuar urgentemente, pero también somos conscientes de la importancia de llegar lejos. De actuar conscientemente, de forma contundente, consolidando pasos e impactos y avanzando día tras día. Por eso, ya desde nuestros inicios, buscamos rodearnos de proveedores, partners, colaboradores y clientes que nos permitiesen llegar lejos. Estamos hablando de personas que, como tú, has estado a nuestro lado. Y con las que compartir propósito ha facilitado mucho este trayecto.

“No importa lo lento que vayas, siempre y cuando no te detengas”

El del emprendedor social o emprendedor de impacto no es un camino fácil. Durante estos 4 años han ido apareciendo pequeños y/o grandes barreras y obstáculos en el camino, desde la aparición de una tremenda pandemia a los 3 meses de arrancar, guerras y conflictos internacionales, frenos a la economía, aumento precios materias primas, crisis energéticas.. por no hablar de pequeños obstáculos del día a día. Días que se convierten en una auténtica montaña rusa. Una hora aquí arriba y la hora siguiente, hundido allá abajo. Pero somos positivos por naturaleza. Vamos cargados de energía y motivación. Hemos sabido adaptarnos a las diferentes situaciones adversas que han ido apareciendo (llámanos resilientes!). En Circoolar creemos que la vida es actitud, y esta propia actitud es la que ha hecho que no nos hayamos detenido durante estos 4 años. Que hayamos seguido avanzando, más rápido a veces, más lentos otras, pero siempre hacia adelante

“Cada mañana tienes 2 opciones: seguir quejándote de la vida o hacer algo para cambiarla”

Este es un leitmotiv que nos ha acompañado durante todos los días estos 4 años.

Sabíamos que el camino no iba a ser fácil. Y sabemos que con la queja no se consigue nada. Como hemos comentado, somos positivos, tenemos actitud, nos va la acción y contamos con el deseo de cambiar el status quo de la industria del textil y específicamente la ropa laboral y sus residuos. Cuando a uno le mueve un propósito, tanto en lo personal como en lo profesional. Cuando este propósito es de impacto. Y cuando se trata de un propósito compartido con los suyos. Sólo puede levantarse por las mañanas con la intención de hacer algo para cambiar y mejorar nuestras vidas. Las de todos. Las del planeta.

Y así queremos seguir durante muchos años más. Y hacerlo a tu lado. Ya seas cliente, posible cliente, partner, proveedor, seguidor, “leyente curioso”,… queremos agradecerte que estés allí y animarte a que te sumas a nuestro camino. Que sigamos avanzando con pasos firmes, juntos, lentos pero seguros, permitiéndonos avanzar construyendo un presente más justo y sostenible vistiendo cada día a más empresas a través de sus valores.

¡Gracias por caminar a nuestro lado durante estos 4 años!